Las mejores frases de Julio Cortázar

frases de Julio Cortázar
frases de Julio Cortázar

¿Quién fue Julio Cortázar?.

Julio Cortázar nació el 26 de agosto de 1914, fue un escritor, maestro y guionista, muere el 12 de febrero de 1984 en Paris, Francia.

De descendencia argentina, su padre fue un diplomático en Bélgica, después de la primera guerra mundial regresa a Argentina y allí Julio Cortázar obtiene su título de Maestro en 1932.

En 1935 comienza a estudiar Filosofía y Letras, y a la vez en una época de convulsión política empieza a publicar bajo el pseudónimo de Julio Denis.

Tras conseguir un título de traductor oficial en inglés y francés se traslada a Paris y se desempeña como traductor de la Unesco.

Dedica su vida a viajar, el éxito llega en 1963 cuando publica su libro “Rayuela”.

Se le considera uno de los autores más originales de su tiempo, experto en relatos cortos, prosa poética y narración breve.

Cuenta con 28 obras literarias, cuatro de ellas se publicaron post mortem.

Célebres frases de Julio Cortázar.

“¡Música! Melancólico alimento para los que vivimos de amor”.

“¿Por qué no aceptar lo que estaba ocurriendo sin pretender explicarlo, sin sentar las nociones del orden y de desorden?”.

 “A veces no necesitamos que alguien nos arregle, a veces, solo necesitamos que alguien nos quiera, mientras nos arreglamos nosotros mismos”.

“Algún día encontraremos lo que estamos buscando o quizás no. Quizás encontraremos algo mucho mejor”.

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

“Aquí habrá pocas palabras pero yo sé que los silencios cuentan”.

“Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones”.

“Como cansa ser todo el tiempo uno mismo”.

“Como no sabías disimular me di cuenta enseguida de que para verte como yo quería, era necesario empezar por cerrar los ojos”.

“Como podía yo sospechar que aquello que parecía mentira era verdadero”.

“Creo que no te quiero, que solamente quiero la imposibilidad tan obvia de quererte como la mano izquierda enamorada de ese guante que vive en la mano derecha”.

“Creo que todos tenemos un poco de esa bella locura que nos mantienen andando cuando todo alrededor es tan insanamente cuerdo”.

“Cuando me hayan devuelto mi casa y mi vida, entonces encontraré mi verdadero rostro”.

“Cuando ya no te quieran, lo sabrás, aunque no te lo digan. Lo sentirás desde lo más profundo del alma, porque la indiferencia jamás pasa desapercibida”.

“Del si al no ¿Cuántos quizás?”.

“Después de los cuarenta años la verdadera cara la tenemos en la nuca, mirando desesperadamente para atrás”.

“Detrás de este triste espectáculo de palabras, tiembla indeciblemente la esperanza de que me leas, de que no haya muerto del todo en tu memoria”.

Frases de Alejandro Jodorowsky

“Dónde estarás, dónde estaremos desde hoy, dos puntos en un universo inexplicable, cerca o lejos, dos puntos que crean un línea, dos puntos que se alejan y se acercan arbitrariamente”.

“El amor no tienen que ver con lo que esperas conseguir, solo con lo que esperas dar; es decir, todo”.

“En algún lugar debe haber un basural donde están amontonadas las explicaciones”.

“En realidad las cosas verdaderamente difíciles son todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento”.

“En suma, desde pequeño, mi relación con las palabras, con la escritura, no se diferencia de mi relación con el mundo en general. Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas”.

“Estar vivo parece siempre el precio de algo”.

“Existe un cita, aún sin hora ni fecha, para encontrarnos, yo ahí estaré puntual, no sé si tú”.

“Fui una letra de tango para tu indiferente melodía”.

“Hasta lo inesperado acaba en costumbre cuando se ha aprendido a soportar”.

“Hay ausencias que representan un verdadero triunfo”.

“Hay que seguir soñando hasta abolir la falsa frontera entre lo ilusorio y lo tangible, hasta realizarnos y descubrir que el paraíso perdido estaba ahí, a la vuelta de todas las esquinas”.

“La cultura es el ejercicio profundo de la identidad”.

“La explicación es un error bien vestido”.

“La gente se cree amiga porque coincide algunas horas por semana en un sofá, una película, a veces una cama, o porque le toca hacer el mismo trabajo en la oficina”.

“La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos y que está ahí al alcance del salto que no damos”.

“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.

“Le encantaban los líos inverosímiles en que andaba metida, siempre por causa del fracaso de las leyes de su vida”.

“Lo que mucha gente llama amor consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio”.

“Lo que uno ama queda siempre cerca”.

“Los libros van siendo el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquilo”.

“Me atormenta tu amor que no sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado”.

“Me basta mirarte para saber que con vos me voy a empapar el alma”.

“Mi diagnóstico es sencillo, sé que no tengo remedio”.

“Mira, solo hay un medio para matar los monstruos; alejarlos”.

“No fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero te quise, y te quiero, aunque estemos destinados a no ser”.

“No puede ser que estemos aquí para no poder ser”.

“No puede ser que nos separemos así antes de habernos encontrado”.

“No renuncio a nada, simplemente hago lo que puedo para que las cosas me renuncien a mi”.

“Pero lo malo del sueño no es el sueño. Lo malo es eso que llaman despertarse”.

“Pero un cariño no vive de palabras bonitas y promesas a la distancia”.

“Porque, sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos”.

“Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose”.

“Regalos insignificantes como un beso en un momento inesperado o un papel escrito a las apuradas, pueden ser valorados más que una joya”.

“Se creen sabios porque han juntado un montón de libros y se los han comido”.

“Se puede matar todo menos la nostalgia, la llevamos en el color de los ojos, en cada amor, en todo lo que profundamente atormenta y desata y engaña”.

“Si encontráramos la manera podríamos vivir mil veces más de lo que estamos viviendo por culpa de los relojes, de esa manía de minutos y de pasado mañana”.

“Si me ves por algunos de tus pensamientos, abrázame que te extraño”.

“Si te caes te levanto, y si no, me acuesto contigo”.

“Si tienes una cosa que decir y no la dices con el exacto y preciso lenguaje con que se tienen que decir, pues de alguna manera no la dices o la dices mal”.

“Siempre andaré buscándote en el hoy de esta ciudad, de esta hora”.

“Siempre fuiste mi espejo, quiero decirte que para verme tenía que mirarte”.

“Siempre he sabido que las grandes sorpresas nos esperan allí, donde hayamos aprendido por fin a no sorprendernos de nada”.

“Siempre quejándote de todo y a la vez fingiendo no darle importancia a nada, vives de esperanza pero no sabes ni qué esperas”.

“Sintió una especie de ternura rencorosa, algo muy contradictorio que debía ser la verdad misma”.

“Solo en sueños, en la poesía, en el juego… nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos”.

“Solo nosotros sabemos estar distantemente juntos”.

“Solo una cosa me queda por hacer y es irme, porque sé que si vuelvo nos besaremos, haremos el amor, habrá otro plazo”.

“Solo viviendo absurdamente se podría romper alguna vez este absurdo infinito”.

“Tengo tu foto, no para acordarme de ti cuando la miro, sino para mirarla cuando me acuerdo de ti”.

“Todavía hay tiempo para imaginar cualquier cosa, parar creer que aparecerás en cualquier instante, para incluso creer que me buscas”.

“Todo dura siempre un poco más de lo que debería”.

“Todo hay que volver a intentarlo… el amor no tienen por qué ser una excepción”.

“Todo lo que yo quisiera de ti, son esas cosas cotidianas, el olor de tu cuerpo, saber lo que piensas de cualquier cosa, de ti, de mi, de nuestro entorno. Que mires mas allá  de mi apariencia física, que me recuerdes con pasión y que el placer que juntos inventamos sea otro signo de libertad”.

“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo”.

“Total parcial: te quiero. Total general: te amo”.

“Una chica excelente. Bastante loca de a ratos. A veces tan triste. A veces tan muerta de risa. A veces mala”.

“Ven a dormir conmigo no haremos el amor, él nos hará”.

“Vos no elegís la lluvia que va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto”.

“Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido”.

“Yo me maté en esa curva (dije señalando su sonrisa)”.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: