Frases de Gabriela Mistral

Gabriela Mistral
Gabriela Mistral

Biografía Breve de Gabriela Mistral.

Su nombre de nacimiento es Lucila de María Godoy Alcayaga, pero es conocida por el pseudónimo de Gabriela Mistral, nació en Vicuña – Chile, el 7 de abril de 1889, fue una famosa poeta, pedagoga y diplomática del siglo XX.

Se desempeñó como ayudante de escuela entre 1904 – 1908, en ese año se convierte en maestra, aunque no estudió para maestra, en 1910 validó sus estudios y obtuvo el título de “Profesora de Estado”, hecho del que fue bastante cuestionada por sus colegas.

En Traiguén transcurre 11 años desempeñándose como maestra, y siempre abogaba por la instrucción primaria obligatoria. Y como segundo oficio le gustaba escribir poesías y utilizó el pseudónimo de Gabriela Mistral.

Fue contratada por el Gobierno Mexicano para redactar las bases de su sistema educacional, visitó también Estados Unidos y Europa. En 1926 ocupó cargos en la Liga de Naciones y la Sociedad de Naciones. Se convirtió en una intelectual errante y a partir de 1933 se convierte en cónsul de Chile en Europa y América.

En 1922 se publica su famosa obra «Desolación», otras obras famosas fueron Tala y Lagar. Por su trabajo poético, recibió el premio Nobel de Literatura en 1945, fue la segunda persona latinoamericana​ en recibir un premio Nobel.

Desde 1946 conoció a Doris Dana, quien se convertiría y se conocería como la secretaria de Mistral y esta fungió como portavoz y albacea oficial.

Gabriela Mistral muere en Nueva york el 10 de enero de 1957, a causa de un cáncer de páncreas. En su testamento dejó escrito que los fondos de las ventas de libros en Suramérica llegaran a los niños de Montegrande, en Chile, ciudad que considero como suya y en la que pidió ser sepultada.

80 Mejores Frases de Gabriela Mistral.

“¡Ay, qué amante es la rosa y qué amada la espina!”.

“¡Libros, callados libros de las estanterías, vivos en su silencio, ardientes en su calma; libros, los que consuelan, terciopelos del alma, y que siendo tan tristes nos hacen la alegría!”.

“¿Cuántas almas ha envenenado o ha dejado confusas o empequeñecidas para siempre una maestra durante su vida?”.

“Creo en mi corazón, el que yo exprimo para teñir el lienzo de la vida”.

“Creo en mi corazón, ramo de aromas que mi Señor como una fronda agita, perfumando de amor toda la vida y haciéndola bendita”.

“Creo en mi corazón, siempre pero nunca vaciado”. 

“Cuando tú vuelvas, si es que vuelves, no te vayas enseguida. Yo quiero acabarme contigo y quiero morirme en tus brazos”.

“Dame la mano y danzaremos; dame la mano y me amarás. Como una sola flor seremos, como una flor, y nada más”.

Frases de Oprah Winfrey

“Dame señor la fuerza de las olas del mar, que hacen de cada retroceso un nuevo punto de partida”.

“Deberás crear belleza, no para excitar a los sentidos, sino para darle sustento al alma”.

“Decir amistad es decir entendimiento cabal, confianza rápida y larga memoria; es decir, fidelidad”.

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”.

“Doña Primavera de aliento fecundo, se ríe de todas las penas del mundo”.

“Doña Primavera viste que es primor, viste el limonero y el naranjo en flor”.

“El amor es paciente, es bondadoso. Nunca envidia y tampoco presume, no es orgulloso. No es indecente, no es egoísta ni interesado. No se molesta fácilmente. No suele grabar todos los errores”.

“El amor no toma placer en el mal, pero se alegra con la verdad. El amor siempre protege, siempre confía, siempre ilusiona y nunca jamás se vence. El amor nunca falla”.

“El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde”.

“El mismo verso cantaremos, al mismo paso bailarás. Como una espiga ondularemos, como una espiga, y nada más”.

“El mundo cambia en un instante y nacemos en un día”.

“El mundo fue más hermoso desde que me hiciste aliada, cuando junto de un espino nos quedamos sin palabras ¡y el amor como el espino nos traspasó de fragancia!”.

“En costa lejana y en mar de Pasión, dijimos adioses sin decir adiós”.

“En vano se echa la red ante los ojos de los que tienen alas”.

“Enseñar siempre: en el patio y la calle como en el salón de clase. Enseñar con la actitud, el gesto y la palabra”.

“Es la noche desamparo de las sierras hasta el mar. Pero yo, la que te mece, ¡ya no tengo soledad!”.

“Es un vacío intolerable el de la instrucción, que antes de dar conocimientos, no enseña métodos para estudiar”.

“Escóndeme como el tronco su resina, y que yo te perfume en la sombra, como la gota de goma, y que te suavice con ella, y los demás no sepan de dónde viene tu dulzura”.

“Escóndeme que el mundo no me adivine. Escóndeme como el tronco su resina, y que yo te perfume en la sombra, como la gota de goma, y que te suavice con ella, y los demás no sepan de dónde viene tu dulzura.”

“Existe la inmensa alegría de vivir y de ser justos, pero ante todo existe la inmensa alegría de servir”.

“Felices los que eligen, los que aceptan ser elegidos”. 

“Hay besos problemáticos que encierran una clave que nadie ha descifrado, hay besos que engendran la tragedia cuantas rosas en broche han deshojado”.

“Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos”.

“Hay besos que parecen azucenas por sublimes, ingenuos y por puros; hay besos traicioneros y cobardes; hay besos maldecidos y perjuros”.

“Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca”.

“Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada, hay besos que se dan con la memoria”.

“Hay derecho a la crítica, pero después de haber hecho con éxito lo que se critica”.

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas”.

“Hay sonrisas que no son de felicidad, sino una manera de llorar con bondad”.

“Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos”. 

“Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca”. 

“Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada hay besos que se dan con la memoria”. 

“La biblia es para mí el libro. No veo como puede alguien vivir sin ella”.

“La bruma espesa, eterna, para que olvide donde me ha arrojado el mar en su ola de salmuera. La tierra a la que vine no tiene primavera; tiene su noche larga que cual madre me esconde”.

“La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios”.

“La experiencia es un billete de lotería comprado después del sorteo”.

“La guerra es para distraernos de lo bueno”.

“La experiencia es un billete de lotería comprado después del sorteo”.

“Las cosas de la vida siguen su rumbo pero no te dejes llevar por su destino”.

“Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo”.

“Los días más felices son aquellos que nos hacen sabios”. 

“Los tiempos felices en la humanidad son las páginas vacías de la historia”.

“Más puede enseñar un analfabeto que un ser sin honradez, sin equidad”.

“Me ataranta lo que veo, lo que miro o adivino, lo que busco y lo que encuentro; pero como fui tan otra y tan mudada regreso, con temor ensayo rutas, peñascales y repechos, el nuevo y largo respiro, los rumores y los ecos”.

“Me voy de ti con tus mismos alientos: como humedad de tu cuerpo evaporo. Me voy de ti con vigilia y con sueño, y en tu recuerdo más fiel ya me borro. Y en tu memoria me vuelvo como esos que no nacieron ni en llanos ni en sotos”.

“Mi grito vivo no se le relaja; ciego y exacto lo alcanza en los riscos. Avanza abriendo el matorral espeso, y al acercarse ya suelta su espalda, libre lo deja y se apaga en mi puerta”.

“Muchas de las cosas que nosotros necesitamos pueden esperar, los niños no pueden, ahora es el momento, sus huesos están en formación, su sangre también lo está y sus sentidos se están desarrollando, a él nosotros no podemos contestarle mañana, su nombre es hoy”. 

“No digas lo que piensas, pero piensa lo que dices”. 

“No hay arte ateo. Aunque no ames al creador, lo afirmarás creando a su semejanza”.

“Nosotros somos culpables de muchos errores y muchas faltas, pero nuestro peor crimen es el abandono de los niños negándoles la fuente de la vida”.

“Para corregir no hay que temer. El peor maestro es el maestro con miedo”.

“Quiero volver a tierras niñas; llévenme a un blando país de aguas. En grandes pastos envejezca y haga al río fábula y fábula”.

“Recordar un buen momento es sentirse feliz de nuevo”. 

“Recuérdame que tengo que dejar los porotos remojando”.

“Se cae también en error cuando, por especializar la educación de la joven, se la empequeñece, eliminando de ella los grandes asuntos humanos, aquellos que le tocan tanto como al hombre: la justicia social, el trabajo, la naturaleza”.

“Si no realizamos la igualdad y la cultura dentro de la escuela, ¿dónde podrán exigirse estas cosas?”.

“Sin nombre, raza ni credo, desnuda de todo y de sí misma, da su entrega, hermosa y pura, de pies voladores. Sacudida como árbol y en el centro de la tornada, vuelta testimonio”.

Frases de Frida Kahlo

“Sólo quisiera ser uno de los motivos de tu sonrisa, quizá un pequeño pensamiento de tu mente durante la mañana, o quizá un lindo recuerdo antes de dormir”.

“Soy seca, soy dura y soy cortante. El amor me hará otra contigo, pero no podrá rehacerme del todo”.

“Su sonrisa fue un modo de llorar con bondad”. 

“Te espero sin plazo ni tiempo. No temas noche, neblina ni aguacero. Acude con sendero o sin sendero. Llámame a donde tú eres, alma mía, y marcha recto hacia mí, compañero”.

“Te llamas Rosa y yo Esperanza, pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina y nada más”. 

“Tener patria es un regalo al que tarde en tarde hay que corresponder”.

“Tengo un día. Si lo sé aprovechar, tengo un tesoro”. 

“Todo esfuerzo que no es sostenido se pierde”.

“Tu entraña fuese y sería quemada en marchas tuyas que nunca más oigo, ¡y en tu pasión que retumba en la noche, como demencia de mares solos!”.

“Un bello paisaje, una hermosa jornada, un libro selecto… ¿Qué más necesitáis para ser felices? El sol resplandece por dentro”. 

“Vuélveme tu suspiro, y subiré y bajaré de tu pecho, me enredaré en tu corazón, saldré al aire para volver a entrar. Y estaré en este juego toda la vida”.

“Y ser con él todas las primaveras y los inviernos, en un angustiado nudo”.

“Yo que todo lo he perdido ahora tiemblo hasta al dormir. No resbales de mi brazo: ¡duérmete apegado a mí!”.

“Yo te enseñé a besar, los besos fríos son de impasible corazón de roca. Yo te enseñé a besar con besos míos inventados por mí para tu boca”.

“Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar y que lindo niño veo a tus ojos asomar”.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: